Saltar al contenido
VentaAvesExoticas.com

Urutaú

27 abril, 2018

Descripción

De esas aves que son maestras en camuflarse, el urutau llegó a nuestro blog para deslumbrarnos con sus habilidades y su look friqui.
Al urutaú lo conoceréis como nyctibius griseus, pájaro fantasma, kakuy, cacuy o guajojo, y es que tal variedad de nombres no podría sino tenerla una especie que aparece y desaparece de nuestra vista con tan solo un parpadeo.
El patrón y el color de las plumas del urutaú hacen que, estando cerca de algún tronco o rama gruesa, desaparezca como un truco de magia. Incluso, existe lo que más adelante os contaremos: la leyenda del kakuy, aunque os advertimos que la pasaréis de miedo.

Aves características

Escribidlo como queráis, cacuy, kakuy, urutaú, no hay diferencia. Siempre hablaréis del pájaro fantasma, pertenece al orden de los caprimulgiformes y a la familia nyctibiidae, es oriundo del continente americano y califica como un ave sedentaria, pues no lo veréis realizando viajes migratorios.
Es primo de los podárgidos y el chotocabras, tiene unos 38 centímetros de largo, una gran boca y sus plumas son de diversas tonalidades de gris, marrón y negro, es precisamente esta combinación lo que hacen que su plumaje se confunda entre las texturas de los árboles, por ello es que si veis dos ojos saltones amarillos en la selva americana ¡no parpadeéis! Que desaparecerá en segundos.
El camuflaje del guajojo tiene fines defensivos, les resulta increíblemente útil para confundir a sus depredadores. No obstante, sus grandes ojos amarillos tienen cualidades reflectoras, por lo que, al menor atisbo de luz, veréis un pequeño reflejo parpadeante entre la oscuridad tenebrosa del bosque.
El sonido que emite es bastante similar al del silbido humano y es hasta un tanto dulce, si no nos creéis, escuchad el canto del urutaú en este vídeo:

En Latinoamérica, no todas las civilizaciones consideran que este canto sea algo bonito, de hecho en Bolivia lo asocian con la desolación y la tristeza, y es aquí donde os contaremos la leyenda del guajojo: se dice que una joven indígena, hija de un cacique (el jefe de la tribu) estaba enamorada de un tío apuesto y valiente, pero no era un guerrero. El cacique no encontró esto tolerante, así que aprovechó sus habilidades chamánicas para quitarle la vida.
La joven, al encontrarse con el cuerpo sin vida de su amado, increpó al padre por lo sucedido y éste la transformó en un ave nocturna cuando le amenazó con contarle a toda la aldea lo sucedido.
Los sollozos de la chica permanecieron en su garganta de ave y es lo que escucháis hoy a través del urutaú. La asociación de verlos como símbolos de la melancolía o la soledad no solo viene por esta leyenda, sino porque son aves que no suelen verse en parejas y que de hecho, disfrutan mucho su aislamiento.
Como esta leyenda que os acabamos de contar hay muchas, todas relacionadas con el canto del urutaú y su nombre en lenguas indígenas, el guajojó es tan popular que hasta Neruda llegó a escribir sobre él.
Muchas de esas leyendas aseguran que es un pájaro maldito, que solo trae desgracias a quien lo mira y por ello, en distintos pueblos latinos, se agrede con facilidad al pobre urutaú.

Adulto / colores

El cacuy adulto tiene un plumaje marrón claroscuro, con motas negras, amarillas, blancas y grises que lo hacen prácticamente invisible a la vista humana.

Joven / colores

Cuando los bebés guajojós salen del huevo, ya nacen con plumas, a diferencia de otros pájaros que nacen completamente desprovistos de ellas. Su color inicial es blanco y con el pasar del tiempo se tornan del color clásico.

Identificación

Identificar al urutaú os resultará sencillo, al menos mientras no se camufle con los árboles. Es fácil de identificar porque mide unos 40 centímetros, tiene ojos saltones que, dependiendo de la luz disponible, serán de color amarillo o naranja.
Posee unas delicadas montas negras, blancas y amarillas en todo su cuerpo, que son lo que precisamente les permite camuflarse con tanta facilidad entre los arbustos, incluso, está clasificado como uno de los mejores animales camuflados del mundo.
A pesar de lo que diga la leyenda del cacuy, el guajojo es un ave bastante tranquila y silenciosa, solo canta para llamar a su pareja o cría y de vez en cuando por las noches, en el bosque, escucharéis el urutau canto.
Con el siguiente vídeo queremos mostraros la fantástica habilidad de camuflaje que tiene el kakuy, pero también prestad mucha atención a la longitud de su cola y a lo impasibles que pueden resultar, ni siquiera se inmutan ante la lluvia:

Diferencias entre macho y hembra

Esta es otra especie de ave donde el dimorfismo sexual no es tan acentuado. Diferenciar un guajojó macho de uno hembra a simple vista os resultaría prácticamente imposible; la forma más certera sería ver quién empolla de día (machos) y quién de noche (hembras) o si tenéis la suerte, presenciar a la hembra colocando huevos en las alturas.

Cuidados y mantenimiento

Como os dijimos hace unos párrafos, el cacuy no es una especie doméstica ni tiende a adaptarse muy bien al cautiverio, por lo que muy pocos zoológicos y parques naturales en el mundo tienen ejemplares de estos.
Los que sí lo tienen, necesitan adaptar su espacio a un ave principalmente nocturna, por lo que no pueden tenerla bajo la luz del sol todo el tiempo ni pueden alimentarla con cualquier cosa, deben conseguirle alimentos prefabricados adecuados para el tipo de alimentación que requieren y premiarlas con insectos vivos cada vez que se puedan, para evitar que se depriman.

Biología

Entre las muchas peculiaridades del kakuy, encontraréis que solo pone un huevo por temporada y que, de paso, no le hace ningún nido para empollar, sino que lo deja en la parte más elevada de algún árbol, apoyándose entre ramas rotas.
Para muchos eso sería una locura, porque ante la más mínima ventisca, habría un omelette de urutaú en el suelo, pero la naturaleza le ha brindado a este pájaro exótico la capacidad de precisión ideal para balancear sus huevos de manera exacta y que no caigan del árbol.
Sobre el aspecto de sus huevos, tienen entre 10 y 12 centímetros de largo, es de coloración blanca pero poseen manchas grises, marrones y a veces de tonalidad púrpura. El macho se encarga de vigilarlo durante el día, mientras que su pareja recolecta alimentos y regresa a cuidarlo por la noche.

Distribución / Dónde viven

Como os mencionamos anteriormente, el urutaú es original de Centroamérica, lo encontraréis distribuido en regiones selváticas de Nicaragua, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, algunas zonas fronterizas de Brasil y Chile, pero es más común en Uruguay, Argentina y Paraguay.
Tiene tantos nombres según la región donde se encuentre, por ejemplo, en Ecuador le conocen como nictibio, y específicamente lo encontraréis en el Bosque del Cerro Colorado y en el Jardín Botánico de Guayaquil. En Perú, su canto fue interpretado como “¡ay, mamá!” y jocosamente le llamaron ayaymama.
En México tomaron muy en cuenta su aspecto sereno y le llamaron serenera. En Bolivia nació el nombre guajojo y lo encontraréis en los llanos orientales de Santa Cruz, mientras que en Argentina y Bolivia (la parte sur) le llaman cacuy, es una palabra españolizada que viene del quechua kakuy y significa “permanecer” o “quedarse”, palabra que tiene mucho sentido si tomáis en cuenta la leyenda de la joven indígena que se quedó en la tierra sollozando por su amado.
Finalmente, en Paraguay es donde se le llama urutau, es una palabra guaraní que pudiese interpretarse como “guyrá” – “pájaro” y “taú” – “espíritu” , traduciendo literalmente como pájaro fantasma.
En el siguiente mapa apreciaréis con más facilidad la distribución geográfica del kakuy en Centroamérica.

nyctibius griseus

Jaulas para urutaús

El cacuy no califica como mascota doméstica, ni tiene en su bagaje biológico historial de domesticación alguna, por lo que no hay un diseño de jaula específicamente adaptado al urutaú.
Ahora, si andáis buscando jaulas para aves domésticas, podéis darle un vistazo a nuestra tienda de aves en línea, tenemos gran variedad de alimentos, jaulas, juguetes y todo lo relacionado con las aves.

Alimentación

La dieta del cacuy es principalmente insectívora, se alimenta apenas cae el sol de gusanos, moscas, grillos y mariposas. Los insectos que prefieren son de gran tamaño, porque son más fáciles de avistar durante la noche, pero fijaos en lo sencillo que les resulta comerse una mosca diminuta con tan solo mantenerse quietos en una rama:

Entre otros tipos de insectos que podrían comerse los cacuy en una sentada están las hormigas, termitas, mantis religiosas, escarabajos, polillas, chinces y hasta cigarras. Parece que tienen un gusto por lo crujiente ¿eh?

Protección

Con frecuencia, y para pesar de muchos fanáticos de las aves, el cacuy es asesinado a pedradas en varios sitios de Latinoamérica porque se le considera un pájaro de mal agüero.
Como se asocia su canto con la melancolía y la nostalgia, junto a las terribles leyendas que le rodean, muchas veces tribus indígenas y campesinos le lapidan sin saber que en realidad, es un ave muy dulce que no causa daño a nadie.
A pesar de esta situación, no se han asesinado tantos urutaús como para colocarlos en la lista de especies vulnerables, de hecho están clasificadas como preocupación menor.

Distribución en España

El clima al que está habituado el cacuy no es completamente tropical, pero tampoco está acostumbrado a cambios climáticos tan drásticos como un invierno o verano español, por ese motivo, no han migrado a nuestro continente.
Tampoco se conocen zoológicos o centros de rehabilitación animal donde hayan especímenes de urutaús en España, por lo que si realmente amáis a las aves, Centroamérica es el próximo destino a tomar en las vacaciones veraniegas.

Especie invasora

Para calificar a una especie como invasora, primero deben cumplirse ciertas exigencias.
En primer lugar, debe ser una migración masiva de un territorio a otro, aunque penséis “bueno, pero esto ocurre con frecuencia, las aves migran”, existe un problema tentativo con estos traslados: la reproducción y el alimento.
Cuando se trata de una migración permanente, digamos que porque el hábitat natural de la especie que emigra se ha destruido y necesitan un territorio de asentamiento, pueden llegar a acabar con la comida para las especies oriundas del nuevo territorio y podrían empezar a reproducirse con ellas, ocasionando la extinción por falta de comida y por disminución de crías originales.
Aunado a esto, la acumulación de especies en tan grande número podría ocasionar la proliferación de enfermedades entre muchos otros males. El punto de esta explicación es señalaros que, como el cacuy no es una especie de carácter migratorio y no hay tantos ejemplares en el mundo, no está catalogada como especie invasora y probablemente nunca lo llegue a ser.

¿Queréis aprender más sobre los cuidados de tu mascota emplumada? Revisad los productos que tenemos para las aves exoticas en nuestra tienda. La mejor calidad y precios en accesorios para vuestra mascota en un solo lugar.