Saltar al contenido
VentaAvesExoticas.com

Kiwi

30 enero, 2018
ave kiwi

Descripción

ave kiwi
ave kiwi

Si os decimos en este preciso instante la palabra “aves”, es más que probable que a vuestra mente lleguen imágenes o representaciones de pájaros volando. Y es que sí, a pesar de que la capacidad de realizar esa acción es una de las principales características que poseen muchas de estas especies, lo cierto es que no todas en su totalidad pueden hacerlo. Curioso, ¿no? Si bien en esta categoría encajan a la perfección aves como los pingüinos o el avestruz, la verdad es que no hablaremos de ellos acá. En esta ocasión, decidimos presentaros un conjunto de datos e informaciones relevantes sobre un pájaro llamado “Kiwi”.

Para hablaros de por qué esta ave comparte el mismo nombre que una fruta, es preciso que os contemos de dónde proviene el término, y el país de origen de este pájaro terrestre:

Principalmente, debéis saber que este animal también es conocido bajo el nombre de “ Apteryx”, que quiere decir en griego “sin alas”. Por su parte, la palabra kiwi proviene de la lengua maorí, la cual es propia de la etnia polinesia “Maorí”, quienes fueron los primeros habitantes que colonizaron Nueva Zelanda, previo a la aparición de los europeos.

El origen del kiwi se remonta al año 1300, época en la que existen registros del asentamiento de este pueblo y de la existencia del ave. Para la fecha, en el país de Oceanía los nichos ecológicos eran comprendidos principalmente por pájaros y algunos reptiles. En este sentido, la existencia de esta ave marcó aspectos futuros del país, llegando a ser símbolo de Nueva Zelanda. Ejemplo de ello, es la aparición del animal en objetos relacionados al país. Su importancia es tanta así, que el pequeño pájaro es símbolo nacional.

De hecho, fue utilizado en insignias de batallones desde cierres del siglo XIX, factor que influyó en el hecho de que a los soldados de la nación se les comenzara a llamar “kiwis” o “los kiwis”. En la actualidad, esta designación se mantiene de forma más generalizada, llegando a abarcar a todos los neozelandeses. La historia del kiwi no se queda aquí. El ave siguió marcando el rumbo gráfico de Nueva Zelanda, pues la silueta del ave hace acto de presencia en productos o marcas, escudos, locales, y quizás el más destacado: “el kiwi”, la moneda de un dólar de New Zealand en donde una de las caras tiene a la popular ave.

el kiwi
el kiwi

Aves características

Como ya os hemos contado, el kiwi es un ave que carece de la capacidad de volar. Sin embargo, más allá de eso, existen muchas características que vale la pena que tengáis presente para que podáis reconocerla:

ave kiwi caracteristicas
ave kiwi caracteristicas

Físicamente, esta ave de Nueva Zelanda tiene el tamaño de una gallina, por lo que ya de por sí, podemos denominarla “pequeña”, ya que su altura suele ser de entre 25 centímetros y 45 centímetros como mucho. En cuanto a su peso, varía entre 1 kilo y medio, y un poco más de 3 kilos.

Dependiendo de su especie, pueden llegar a ser marrón o blancas, siendo el primero el más frecuente. Cuenta con un pico semi-curvo bastante largo y fino, pero fuerte que puede llegar a extenderse hasta 15 centímetros. En torno a él, presenta unos bigotes similares a los que tienen los gatos, característica que influye en la eficacia del sentido del olfato. Pero esto no acaba acá, pues justo en la punta de su pico tiene fosas nasales.

A la lista de rasgos no tan comunes en aves, se le añade otro par que hace que el kiwi sea un animal único en su especie: visualmente, pareciera que este pequeño pájaro no tuviera plumas, pero lo cierto es que sí las tiene y de color marrón, sólo que presentan otras características que hacen que parezca pelo. Sobre ellas, lo que debéis saber, es que carecen de bárbulas. Se piensa que la forma que desarrolló se debe más que todo a cuestiones de adaptación al ecosistema. Tampoco tiene “plumas de vuelo”. Es decir, no cuenta con rémiges en las alas, ni con timoneras en la cola, precisamente porque carece de cola. En este sentido, las alas de esta ave son casi invisibles, pues miden aproximadamente tres centímetros.

A diferencia de las otras aves, que poseen los huesos ahuecados para facilitar el vuelo, los huesos del kiwi tienen médula, justo como como si fuera un mamífero.
Siguiendo más abajo, ¡llegamos a las patas! Que además de ser grandes y musculosas, poseen cinco dedos, lo que las hace fuertes e ideales para correr. Un dato curioso sobre estas aves es que en cuanto a velocidad, corren como un humano, e incluso, más rápido.

Adulto / colores

aves que no vuelan
aves que no vuelan

Como podéis notar en la imagen, el pajaro kiwi presenta un plumaje marrón oscuro. No obstante, no penséis que es el único color de la amplia gama que existe en hacer acto de presencia, pues en él también se pueden encontrar pequeños reflejos rojos. Por supuesto, esto varía de una especie a otra.

Los kiwi adultos pueden llegar a medir 45 centímetros, por lo que si os topáis con uno, será más que sencillo verificar si se trata de un ave joven o adulta.

 

Juvenil / colores

kiwi blanco
kiwi blanco

En sus primeros momentos, el ave kiwi no posee tantas plumas como el adulto. Sin embargo, lo que sí se mantiene es el color del mismo, que resulta ser marrón en su gran mayoría. Si se tratara de alguna subespecie de esta ave, la coloración variaría pasando a gris o incluso, hasta blanco.

Como podéis esperar, en su temprana edad, son más pequeños que los adultos y pesan mucho menos, factor que va cambiando con el pasar del tiempo a medida que se va alimentando de forma independiente.

Identificación

Si aun así presentas dudas sobre si se trata de un kiwi o no, kiwi, prestad especial atención al sonido de su llamado o grito, suele ser un claro y fuerte “piiiiu”.

Más allá de todo eso, existen otros factores geográficos y de coloración de las plumas, que os permitirá identificar cuándo se trata de un kiwi, o de otro de sus cinco especies:

Los otros tipos de kiwi que existen fueron llamados a partir del nombre científico por el que fue denominado, “Apteryx”.

Apteryx owenii

kiwi tipos
kiwi tipos

Esta primera subespecie es también conocida como “kiwi moteado menor”, precisamente por su apariencia manchada uniforme, que varía de un tono oscuro a otro más claro, llegando a ser desde un fuerte marrón con pintas color crema, hasta tonos grisáceos con pequeñas manchas blancas.

Se denomina “menor” porque tiene un tamaño de más o menos 25 centímetros de altura. Se estima que existen alrededor de 1.000 de estas especies de kiwi en la Isla kapiti de Nueva Zelandia. Sin embargo, también han ido instaurándose en otras islas como la Isla Long, por ejemplo.

Al momento de su reproducción, la hembra pone únicamente un huevo que resulta ser incubado por su pareja. No existen subespecies de esta ave.

Apteryx haastii

tipos de kiwi
tipos de kiwi

A diferencia del anterior, se trata de un ave que podéis conocer de igual manera bajo el nombre de “kiwi moteado mayor”, así que seguramente ya os estarás imaginando por qué lo llaman de esta forma, a que sí.

Así como la especie pasada mide lo mínimo que puede medir esta ave, ésta tiene un tamaño que llega hasta los 45 centímetros, por lo que se trata del pájaro de mayor altura dentro de su género. Sus particulares plumas son de un tono gris con motas claras, similar a las del apteryx owenii. Se cree que la cantidad de especies que existen de estas aves, es de 20.000, las cuales hacen acto de presencia en las locaciones montañosas New Zeland.

Otro de los factores que lo diferencian del anterior, es que el único huevo que pone esta subespecie es incubado por los dos kiwi. No posee subespecie.

Apteryx australis

Apteryx australis
Apteryx australis

Esta tercera especie de kiwi también es denominada como “kiwi común” o “tokoeka”.

De igual manera, podéis encontrarla en la Isla del Sur y en la isla Stewart en Nueva Zelanda.

A pesar de lo que podáis pensar en relación a su nombre, el término “australis” no hace referencia a Australia. Más bien, quiere hacer alusión a los “vientos del sur”. El color de sus plumas es marrón rojizo, de resto, posee las mismas características que las demás especies.

Esta ave kiwi sí presenta dos subespecies. La primera, es llamada “A. a. australis”, cuya característica más resaltante es su plumaje rojizo. Existen aproximadamente 7.000 pájaros de esta especie. La segunda, es denominada “A. a. lawryi”. En su plumaje se pueden ver rayas de color marrón con toques rojizos. Existen alrededor de 20.000 especímenes de esta ave.

Apteryx rowi

clases de kiwi
clases de kiwi

Presenta un tamaño un poco más pequeño que el normal en la especie.

Es denominado de forma común como “el rowi” o “kiwi pardo de Okarito”, precisamente porque habita en una isla titulada bajo ese nombre y que está localizada en la Isla Sur, justo como el Apteryx australis.

De esta especie se cree que existen aproximadamente 250 aves. Podéis reconocerlo por su estatura y por la tonalidad gris de sus plumas que en ocasiones resultar ser blancas en el rostro.

La especie femenina puede llegar a poner hasta tres huevos en una misma estación, que finalmente son incubados por la pareja. No existen registros de una subespecie de este pájaro.

Apteryx mantelli

kiwi animal
kiwi animal

Esta especie de kiwi también es conocida comúnmente como “kiwi marrón de la Isla Norte”, precisamente porque su tonalidad de plumaje y su área geográfica de asentamiento en Nueva Zelanda es una de las características que podéis encontrar más resaltantes.

A pesar de que algunos puedan estimarla como una subespecie del kiwi tokoeka, lo cierto es que los diferencia precisamente su lugar de establecimiento y su capacidad de adaptarse al entorno, pues pueden ser encontrados en bosques o en campos.

El apteryx hembra suele tener dos huevos, y ambos son incubados por su pareja. El registro de su especie es el más alto, llegando a haber aproximadamente 35.000, por lo que os podemos decir que es el más común de esta ave.

Existen personas que denominan esta ave como una subespecie del tercer Apteryx. Sin embargo, el Apteryx mantelli no presenta subespecies.

Diferencias entre machos y hembras

Normalmente, las diferencias que suelen presentarse entre un ave hembra y otro macho, es la tonalidad de las plumas. Sin embargo, en el caso del kiwi, la característica que los diferencia principalmente, es su peso.
¿Recordáis cuando os dijimos previamente que el peso del ave kiwi variaría entre 1.5 kg y 3kg o más? Pues las hembras suelen tener un peso de 2.8 kilos. Por su parte, el kiwi masculino, se encuentra alrededor de los 2.2 kilogramos. Esto suele ser así de una especie a otra.

Por ejemplo, el Apteryx haastii hembra llega hasta los 3.3 kg, pero el peso de su pareja oscila entre los 2.4 kg.

En el caso del Apteryx owenii sucede lo mismo: la hembra se encuentra entre 1 y 1.9 kilos, mientras que el macho, de 0.9 a 1.3 kilos. Continuando con otra subespecie, os encontraréis entonces con el apteryx australis con un peso de 2.1 a 3.9 kg la especie hembra, por lo que el macho tendrá entre 1.6 y 2.8 kg.
Así que ya lo sabéis, cuando veáis una pareja de kiwi, podéis diferenciar si se trata de un sexo u otro, tomando especial atención al peso del mismo.

Por ejemplo, el Apteryx haastii hembra llega hasta los 3.3 kg, pero el peso de su pareja oscila entre los 2.4 kg.

caracteristicas de los pajaros
caracteristicas de los pajaros

En el caso del Apteryx owenii sucede lo mismo: la hembra se encuentra entre 1 y 1.9 kilos, mientras que el macho, de 0.9 a 1.3 kilos.

Continuando con otra subespecie, os encontraréis entonces con el apteryx australis con un peso de 2.1 a 3.9 kg la especie hembra, por lo que el macho tendrá entre 1.6 y 2.8 kg.

Así que ya lo sabéis, cuando veáis una pareja de kiwi, podéis diferenciar si se trata de un sexo u otro, tomando especial atención al peso del mismo.

Cuidados y mantenimiento

Estos pequeños y peculiares amigos no suelen ser mascotas de hogares ni de estar enjaulados, precisamente porque se encuentran en riesgo de extinción, debido la introducción de animales como perros o comadrejas al ecosistema de los kiwis. A pesar de todo ello, y con el afán de conservarlos, os podéis conseguir con zoológicos que entre sus listas, tengan al menos una de estas aves. Pero no siempre fue así, sino hasta 1851 cuando el zoológico de Londres pasó a ser la primera casa de animales en tener un kiwi.

Con el pasar del tiempo, esto fue aumentando, por lo que para el 2007 ya había aproximadamente 13 zoológicos fuera de Nueva Zelanda que tuvieran esta especie. Algunos de los más populares son el Frankfurt Zoological Garden en Alemania y el jardín zoológico de Berlín quienes cuentan con 12 y 7 kiwis respectivamente.

kiwi habitat
kiwi habitat

La labor de estos espacios es la de cuidarlos para que llegado su momento, puedan reproducirse. De esta forma, se busca que poco a poco la categoría de “amenazados” en la que está atribuida en la lista roja de la UICN, cambie.

Entre los cuidados que requieren los kiwis por sus características, está el establecimiento en zonas tranquilas y de gran vegetación en las que puedan crear su hogar bajo tierra.

Se trata de un animal un tanto nocturno, ¿Por qué? pues porque sale pocas veces de su hogar durante el día, y en la noche abandona su refugio para buscar su alimento. Su dieta es muy esencial para su mantenimiento, ya que ingieren gusanos, larvas o cualquier otro insecto, llegando también a comer uno que otro fruto. Se requiere de locaciones acogedores en las que se brinde sensación de seguridad, porque de sentirse amenazados embestirán a la persona o animal cercano.
Precisamente como esta ave involucra cuidados especiales, tenéis que conocer cómo se lleva a cabo la reproduccion del kiwi:
Son una de las especies más tiernas, pues escogen una pareja y se quedan con ella toda la vida, por lo que si las separas de ella, seguramente se sentirán tristes. Llegado el momento de cortejo, será el kiwi masculino quien tendrá que estar alrededor de la especie hembra. Transcurrido un tiempo, ella lo aceptará o lo rechazará.

kiwi bebe
kiwi bebe

Habitualmente, la hembra pone cerca de 2 o hasta 3 huevos en un año. Casi siempre, es el macho quien encuba los huevos, sin embargo, en algunas ocasiones, los empollan juntos como pareja durante 10 semanas.

¿Tenéis esperanza de verlos? Pues seguramente no lo harás ya que incuban a sus crías bajo tierra en nidos similares a madrigueras. Una vez que la criatura ha nacido, estará lista para salir a alimentarse cuando haya pasado, más o menos, una semana desde su nacimiento. Antes de esto, los padres serán los encargados de darle escarabajos, cucarachas, gusanos, etc.

Biología

En cuanto a la clasificación biológica que esta ave posee debemos contaros que se trata de un tipo de ave paleognata (Palaeognathae) cuya característica más representativa está en la mandíbula, en sus alas de tamaño reducido y en sus patas que están bastante desarrolladas para que puedan correr buenos tramos. Posee una médula parecida a la de los animales mamíferos, sin embargo, no lo es.

Forma parte de la familia Apterygidae, llegando a ser el único en su especie y en su orden Apterygiformes, de acuerdo a naturalistas como Ernest Haeckel. Asimismo, no os alarméis si en lugar de conocerla como ave kiwi, la conocías como Apteryx ya que fue denominada así bajo el nombre cientifico del kiwi por el zoólogo George Shaw durante 1813. En este sentido, es el género por el que podéis identificar a este pájaro.

Distribución / donde viven

Ya que se trata de un ave que es propia de Nueva Zelanda, su distribución está más que todo dada allí. Sin embargo, existen otras locaciones fuera de ese territorio que poseen ejemplares de esta ave. Se tratan de concesiones dadas por el país con la finalidad de preservar la especie.

Más allá de todo ello, el kiwi de Nueva Zelanda vive en localidades tropicales, de matorrales, de bosques y hasta de pastizales. Aman el clima cálido, de ahí que sean propios de las islas oceánicas. Pueden ser vistas a lo largo del territorio, en zonas como la Isla Kapiti, los Alpes Sureños, la Isla Red Mercury, la Isla Stewart, la isla Hen (Northland), la Isla Sur y la isla norte (Northland).

Existen pocas especies en la Península de Coromandel, en la “Bay of Plenty”, o en el monte Egmont en Nueva Zelanda. Mientras que en zonas fuera de este país existe un número aún más limitado de estas especies. Se pueden ver también en algunos zoológicos seleccionados de Londres, Alemania, Holanda, Estados Unidos, entre otros.

de donde es el kiwi
de donde es el kiwi

Jaulas para…

Es de suponer que si los kiwis fuera de Nueva Zelanda están en zoológicos, pues necesiten de jaulas para mantenerlos seguros, además de evitar casos en donde los niños pequeños intenten agarrarlos, o en donde el kiwi se sienta amenazado y quiera defenderse con su pico o sus patas, ¿A que sí? En ese caso, la jaula debe contar con un tamaño lo bastante amplio para que el pájaro pueda movilizarse con total libertad. Para ello, lo más sensato es que se trate de una jaula que tienda a ser horizontal, ya que de existir la posibilidad de contar con la pareja, ambos puedan caminar tranquilamente por el área.

Como estas aves no vuelan, no se requerirán perchas. Sin embargo, es necesario que prestéis especial atención en los materiales con los que está elaborado, pues deben ser lo suficientemente resistente para que no se rompa, y de otras características más propias de la jaula, ya que es recomendable que no posean bordes sobresalientes o cualquier arista que puedan lastimar al pájaro.

Si las jaulas se pueden mover de sitios, mucho mejor. Eso hará que vuestra ave no se sienta encerrada y vaya viendo otros paisajes dentro del mismo zoólogico. Para asegurar el mantenimiento de la zona, y una mejor higiene, lo mejor es que la jaula venga con un comedero incorporado que sea capaz de proveerle los insectos que come y que sea fácil de limpiar cuando se requiera.

Alimentación

Aunque el kiwi se encuentra en la lista de las aves que no vuelan, esto no supone una desventaja al momento de cazar su alimento ya que este pájaro cuenta con otras características favorables que compensan este hecho. Entre esos aspectos destacables están las almohadillas que tienen sus patas y su sentido del olfato. Los primeros, le permiten acercarse hacia la pequeña criatura que deseen comer, sin siquiera ser percibidos, o con el sigilo suficiente para realizar la captura sin tanto ruido previo. El segundo, posibilita encontrar alimento desde grandes distancias.

que come el kiwi
que come el kiwi

Pero, ¿que come el kiwi? Os podemos decir que esta ave adora comer insectos pequeños como lo son las lombrices, hormigas, caracoles, gusanos, ciempiés, larvas, arañas, cigarras, babosas, entre otros animalitos. Pero su alimentación no se queda allí.

También podéis verlos comiendo semillas, vegetales, o frutos como las bayas, de tamaño pequeño. Para poder degustar su alimento, bastará simplemente con que lo aspire con el pico, y ya sólo le quedará tragarlo.

Protección

Precisamente porque se trata de una especie en peligro de extinción es que existen varias leyes, o programas cuya finalidad es la de proteger este animal representativo de Nueva Zelanda. Os comentaremos las más importantes:

Primero, debéis conocer que se trata de una especie que posee medidas de protección legales desde 1896, que pueden involucrar el seguimiento de la vida de estos animales, o proyectos que buscan brindarle un hogar temporal a la criatura hasta que tenga la edad suficiente para poder defenderse de los depredadores y además, de poder alimentarse, algo que sin duda podéis considerar vital para su supervivencia.

Más concretamente, el programa que acoge los huevos de kiwis de forma temporal, mientras que son incubados, es denominado Operación “Nest Egg” Se trata de un método que busca asegurar que el ave llegue a vida adulta. ¿Por qué? pues porque se estima que más o menos el 94% de los polluelos pierden la vida antes de ser lo suficientemente maduros como para reproducirse. Una de las razones por las que esto ocurre, sin duda, es que son devorados por algún depredador.

kiwi animal huevo
kiwi animal huevo

Este programa se da gracias a la alianza existente entre el Departamento de Conservación, el Banco de Nueva Zelanda y la organización “Royal Forest and Bird Protection Society” del país.
Una vez que las crías de los kiwi son alejados de estos ambientes donde corren el peligro de muerte, son incubados o cuidados en cautiverio hasta que tengan un peso razonable y que pueden valerse por sí mismos.

De igual manera, existen zonas que están custodiadas en Nueva Zelanda, precisamente para evitar que estos pequeños animales sean cazados o incluso, a que caigan en trampas cuyo objetivo no sea el kiwi.

Dichosamente, a lo largo de todo el país hay muchos santuarios establecidos por el departamento de conservación de Nueva Zelanda, que buscan proteger este pájaro. Algunos de ellos están ubicados en la Isla Norte, y otros en la Isla Sur. Podéis encontrarlos bajo los siguientes nombres: Whangarei Kiwi Sanctuary, Tongariro Kiwi Sanctuary, Okarito Kiwi Sanctuary, entre otros. Asimismo, como os mencionamos anteriormente, hay algunos zoológicos fuera de Nueva Zelanda que han acogido a este animal que de acuerdo a la lista roja de la UICN se encuentra en amenaza.

Situación en España

Las caracteristicas del kiwi y algunos de sus aspectos del entorno, han propiciado a que algunas de estas aves sean extraídas de su hábitat natural en Nueva Zelanda, y lleguen a destinos ajenos a ese país con la esperanza de que su población pueda aumentar. En este sentido se busca que el pájaro ya no se vea amenazado.

Os dejamos algunas imagenes de kiwi sobre lo que comentan las personas en Twitter y dónde podéis encontrarlos, por si tenéis a futuro la suerte de ir a algunas de esas locaciones.

kiwi el ave que no vuela
kiwi el ave que no vuela

¿Queréis aprender más sobre los cuidados de tu mascota emplumada? Revisad los productos que tenemos para las aves exoticas en nuestra tienda. La mejor calidad y precios en accesorios para vuestra mascota en un solo lugar.