Saltar al contenido
VentaAvesExoticas.com

Grullas

15 febrero, 2018
Gruidae

Descripción

¿Recordáis cuando en la escuela básica os permitían hacer figurillas de papel? Las grullas siempre han sido las favoritas del origami y queremos hablaros sobre estas encantadoras aves.
Pertenecen a la familia gruidae y al orden gruiformes; visualmente os van a parecer una especie de avestruz más delgado y probablemente más simpático. Son aves de tamaño grande que disfrutan mucho estar al aire libre, cerca de lagunas y estanques.
La grulla tiene patas, cuello y pico muy largos, también tienen colores vistosos en sus plumas, lo que las hacen una atracción muy popular en parques nacionales y zoológicos.
A diferencia de otras aves igual de pesadas, las grullas sí pueden volar ¿Os imagináis que alguna esté mal del estómago y tenga que cruzar volando la ciudad? ¡Sálvese quien pueda!

 

Aves características

El color de las plumas de una grulla dependerá siempre de la especie que se esté estudiando, pero a grandes rasgos, las grullas son aves grandes y esbeltas, de aspecto delicado. Tienen patas y cuello muy largos.
Algunos adultos tienen penachos de colores y de su cabeza, destaca el píleo rojo y franjas de colores alrededor de los ojos. Cuando deciden surcar los cielos, ofrecen un espectáculo sin igual porque vuelan con las patas y cuello estirado, lo que las hace ver mucho más grandes en el cielo.
Llegan a medir hasta un metro y medio de alto y pesan hasta 6 kilos, de hecho un poco más que un avestruz. Pero lo más asombroso de estas aves son sus alas, ya que llegan a medir ¡dos metros de largo! Ojalá les gustara dar abrazos ¿no creen?
Si hablamos un poco sobre la simbología japonesa sobre estos animales, las grullas representan prudencia y vigilancia, probablemente por la sutiliza de sus movimientos y la gracia de sus cuellos.
La grulla como figura de origami se hizo popular por una historia japonesa, donde Sadako Sasaki, una niña que quedó expuesta a los efectos del bombardeo a Hiroshima y que por lo tanto se encontraba muy enferma, fue hospitalizada de emergencia.
Sadako conoció en el hospital a otra pequeña que le contó la historia de cómo plegar mil grullas de origami le haría merecedora de cualquier deseo, Sadako hizo su mejor esfuerzo para pedir su salud de vuelta, pero solo llegó a doblar 644 antes de morir y desde entonces, la grulla japonesa es concebida como un símbolo de paz.

Adulto / colores

El plumaje de una grulla adulta depende de la subespecie a la que pertenezca, son aves que mudan de plumas seis meses antes de su período migratorio, las siguientes seis semanas deben pasarlas entre el agua y la tierra, pues las plumas nuevas no han salido por completo y no pueden volar con facilidad.

Joven / colores

Las grullas jóvenes son identificables con facilidad por su torpe andar, no la confundiréis con un polluelo ni con un pichón de pato, por la forma arqueada de sus patas. A diferencia de otras especies de aves exóticas, las grullas salen de los huevos ya teniendo plumas. Casi siempre son grises o amarillas, y mientras van desarrollándose, las mudan y adquieren el color original según su especie.

Pichon de Grulla
Grulla coronada pichón

Identificación

A nivel visual, los grúidos disfrutan de los espacios abiertos, para movilizarse dan zancadas que os parecerán algo torpes y graciosas. Se alimentan de semillas e insectos y viven en bandadas.
El color de sus plumas y otras particularidades dependen de la subespecie que se admire, por eso queremos nombraros algunas y que decidáis por si solos cuáles son las más bonitas e interesantes.

Grulla coronada cuelligris

Balearica regulorum
Balearica regulorum

Original de la sabana africana, al sur del Sahara, la grulla coronada cuelligris en apariencia os recordará a un pavo real por las delicadas y llamativas plumas amarillas de su cabeza.
Tiene un espeso plumaje blanquinegro en su torso, y en el pecho plumas puntiagudas y grises hasta el cuello. Habita en pantanos, donde puede aprovechar su largas patas para cazar insectos, ranas, sapos y diversos cereales.
No es un tipo de grulla que realmente disfrute volar, de hecho si llegáis a verla en el aire, notaréis que siempre parece cansada por no elevar lo suficientemente sus patas ni cuello.
Como dato curioso, este hermoso espécimen aparece en la bandera nacional de Uganda y es considerada como una especie en peligro de extinción por la severa caza que recibe por sus huevos y plumas.

Grulla canadiense

Grus canadensis
Grulla Canadiense

Su plumaje es blanco en todo el cuerpo, con pequeñas motas castañas y la cola un tanto más oscura. Será de fácil reconocimiento para vosotros porque tiene plumas rojas en su rostro.
La grulla canadiense es una de las grullas más pequeñas en el mundo (1 metro 20 centímetros), también disfruta de las praderas y pantanos. Un dato curioso sobre esta especie es que, la coloración roja que tienen en la frente se debe a los constantes lavados que hacen en el agua con barro y otras sales.
Tiene la facultad de comunicarse a grandes distancias para encontrar a sus compañeras sin dificultad, también pueden realizar viajes increíblemente largos sin parar. ¡Y son muy curiosas! Quizá no tanto como los gatos, pero si husmeáis entre los arbustos, seguramente se acercará a vosotros para ver qué se esconde.

Grulla damisela

que es una grullaCuando pensáis en la palabra “damisela” seguramente imagináis a una tía muy delicada y en apuros, ese es más o menos el aspecto que tiene esta grulla.

Se encuentra principalmente en Asia Central y al sur de África, en nuestro país pudo anidar hasta principios del siglo XX, pero no estuvo para quedarse entre nosotros.

La grulla damisela mide casi dos metros de altura y es un tanto similar a la grulla trompetera. Tiene un aspecto bastante delicado y femenino, de color gris y cabeza negra con un penacho blanco y ojos rojos.
Os encontraréis con ellas en zonas húmedas, pantanos y lagunas. Es bastante común en Pakistán y el norte de la India, incluso simboliza la fidelidad matrimonial. Se lleva bien con el contacto humano pero no es realmente una mascota.

 

Grulla siberiana

Grus leucogeranus
Grus leucogeranus

Un poco más hacia el norte, encontraréis a la grulla siberiana, prima lejana de la trompetera. Aunque viene de la India, ha migrado a China y Rusia, lastimosamente se encuentra en peligro severo de extinción por cambios climáticos.
Su plumaje es completamente blanco, hasta el rostro que tiene una mancha rojo oscuro en todo el centro y se une con el pico. Tiene metro y medio de altura, llegando a pesar hasta 8 kilos.
Lamentablemente se encuentra en peligro crítico de extinción, y aunque se una especie protegida en China y cuenta con muchos beneficios, el 95% de su población sigue en peligro crítico, por lo que no deben existir más de 2 mil ejemplares en la actualidad.

Grulla trompetera

Grulla Americana
Grulla trompetera

Considerada el ave más alta en América del Norte, la grulla trompetera no carga una orquesta bajo sus alas, pero sí es tiene una belleza inigualable que la hecho objetivo de cazadores furtivos durante años, dejando tan solo unos pocos ejemplares con vida y en peligro de extinción.
Este tipo de grulla en libertad, puede vivir hasta 24 años. Son completamente blancas y muy similares a las grullas siberianas, porque además comparten una mancha roja o negra en el rostro hasta la punta de su pico.
Los machos llegan a pesar casi 7 kilos y llegan a mediar un metro y medio de altura, cifras que le otorgan el premio del ave más alta en Norteamérica, seguida por la Garceta grande, con 30 centímetros menos.
Como os hemos mencionado, la grulla trompetera se encuentra en peligro de extinción desde 1967, y aunque se han realizado centenares de esfuerzos por mantener su población, el número de especímenes ha subido muy poco, no solo por su caza furtiva sino por los distintos desastres naturales, en su mayoría huracanes, que han golpeado a Estados Unidos y que han dificultado la permanencia de esta especie.

Diferencias entre machos y hembras

El dimorfismo sexual en las grullas no es realmente visible. Independientemente de la especie que estés admirando, saber cuál es macho y cuál es hembra sin recurrir a la palpación pélvica es sumamente difícil.
Hay quienes deben esperar a la época de apareamiento para contrastar las actitudes entre ejemplares, quienes inician el cortejo son los machos, aleteando fuertemente y acercándose a las hembras. Durante la fase reproductiva también podréis identificar las diferencias, pues el macho siempre estará encima de la hembra para aparearse.
Hay criadores que están 100% al tanto de cuántos machos y hembras tienen, pero se debe a que les hacen estudios genéticos y seguimiento permanente a sus parientes, no se les puede escapar una.

Cuidados y mantenimiento

Estando dentro de una unidad de cuidados o parque nacional, los responsables de estos animales deben ser muy cuidadosos con el tipo de alimentación que llevan, también necesitan monitorear su actividad diaria, pues aunque una grulla no sea el ave más activa del planeta, si vienen de su hábitat natural, poca actividad física sería indicio de enfermedad.
Una forma de colaborar con el mantenimiento de las grullas es cuidando sus hábitats, la degradación de sus espacios en Europa, Rusia y Asia Central ocasiona migraciones forzosas en búsqueda de alimento, lo que implica la introducción de las grullas a terrenos desconocidos con depredadores nuevos.
En el mundo hay personas dedicadas al mantenimiento de las especies que tanta belleza le dan a nuestro paisaje, entre ellos se encuentran los dueños de La Cañada de los Pájaros, un espacio español dedicado a la restauración y manejo de graveras para convertirlas en un humedal pequeño.
Durante el primer año de funcionamiento de este centro, llegó una pequeña grulla con el ala rota, años después llegó otra con la misma herida y con el tiempo, lograron socializar y emparejarse. En el centro cuidaron del polluelo, una hembra y al año siguiente lograron darle un hermano.
Lo más hermoso de esta historia es que, los descendientes de esta pareja de grullas con el ala rota, abandonan Sevilla en Primavera y regresan en invierno, aunque la comunidad es bastante pequeña, las condiciones climáticas de la zona han favorecido y retorno constante.

Biología

Las grullas son especie monógamas, suelen depositar sus huevos en el suelo, pues como habréis notado, son aves de gran envergadura y pasearse por las ramas de los árboles no les resulta tan cómodo como el suelo.
Sus nidos estarán en zonas pantanosas y solo colocaban entre dos y tres huevos al año, rara vez sobreviven ambos. El proceso de independización de los padres les toma un año, mientras, son protegidos por sus padres de posibles depredadores y situaciones peligrosas.
Cuando se trata de grullas criadas en cautiverio, ya sea por crianza o por ser rescatadas, el trabajo es un poco más arduo. Los criadores deben seleccionar especies similares, pero primero deben asegurarse genéticamente del sexo y las condiciones del animal.
Luego deben juntar machos y hembras para que empiecen un proceso de socialización, esto puede tomar varios meses e incluso años. Si son suertudos, los ejemplares se atraen y a mediados de abril, empezará el proceso de apareamiento.
Una grulla saldrá del cascarón a los 29 días de ser empollado, como os mencionamos anteriormente, tendrán plumas de color gris o amarillo y con el tiempo las mudarán para tener las correspondientes a su subespecie.
Su canto es similar a un trompeteo, lo articula por tener una tráquea muy larga y que se curva muchas veces en la cavidad torácica, que a su vez funciona como una caja de resonancia.
También pueden emitir voces bajas y roncas, pero cuando están jóvenes, solo pueden imitar silbidos.

Distribución / Dónde viven

Las grullas son fáciles de encontrar Asia, el extremo sur de África y algunas partes de Europa, así como en Estados Unidos, particularmente hacia los pantanos.
El área de reproducción predilecta para esta especie es la franca norte de Europa y el centro de Asia, durante el invierno, veréis grullas orientales huyendo del frío inclemente hacia España, Francia y Portugal. Algunas incluso llegan hasta África.

Cuando llega el invierno, veréis bandadas de grullas migrando del gélido frío ruso y asiático, hacia las costas europeas. En nuestro país, por ejemplo, veréis miles de grullas en zonas pantanosas y las costas en esta época, pero solo estarán hasta la primavera, cuando retornan a sus sitios de origen. En el siguiente vídeo podéis admirar el baile de estas hermosas aves en Suecia, es su época de apareamiento y socialización:

Adicionalmente, fijaos en el siguiente mapa migratorio de las grullas, en amarillo os señalan el espacio de donde son originales, al menos en el extremo oriental, las flechas verdes os van a indicar la ruta que toman para migrar durante el invierno en búsqueda de un mejor refugio y alimento, y en azul, tendréis donde pasarán el invierno.

A pesar de lo pesadas que pueden llegar a ser, son capaces de viajar largas distancias sin parar, como podéis notar.

la grulla

Jaulas para grullas

Como habéis notado, el tamaño de las grullas y sus características biológicas hacen imposible que sea un ave que pueda mantenerse en una jaula.
Aunque para ser transportadas a refugios, parques o clínicas veterinarias, usan jaulas de gran envergadura para su movilización, tienen una base de metal y barrotes a los lados para que puedan respirar, pero no son lo suficientemente espaciosos como para dejar que se les atasque el cuello o incluso, escapar.

Protección

Por la comercialización de sus plumas y huevos, hay varias especies de grullas en el mundo que se encuentran actualmente en peligro de extinción, muchas se encuentran en un alto grado de conservación por parte de las autoridades locales en Europa, China y la India, pero su caza indiscriminada y el desmejoramiento constante de sus hábitats no han facilitado la tarea.
Entre las especies protegidas está la grulla trompetera, la grulla sarus y la grulla del paraíso.
Algunas de las medidas de conservación que han adoptado los países para proteger a estas especies implican creación de reservas naturales, reinserción de aves ya sanas de regreso en sus hábitats, penalización para su comercialización y tenencia ilegal, fomentar el uso responsable de agroquímicos para evitar la contaminación de la tierra y el agua, encarcelamiento de personas que trafiquen polluelos y roben los huevos de ejemplares adultos.

Distribución en España

En nuestro país, no hay grullas que sean parte de criaderos, pero sí la encontraréis en diversos parques nacionales y zoológicos. No obstante, hace un siglo en las marismas de Guadalquivir y la ya desaparecida laguna de La Nava, se podían avistar un par de estos pájaros enormes.
España, sin embargo, recibe a muchos de estos ejemplares durante el invierno, y podéis observar con lujo de detalles a cientos de grullas en diferentes enclaves de Castilla y León, de Aragón y el este de Castila-La Mancha.
Son un total de 59 áreas de avistamientos migratorios, las menos frecuentadas son las lagunas de Gallocanta, el Hito y las salinas de Villafáfila.
La población de grullas en Europa, al menos de carácter migratorio, se ubica entre 74.000 y 110.000 especímenes, España acoge casi 70mil de estas en invierno y el resto de los países, entre 70 y 80mil.

Otra opción para que admiréis a las grullas en nuestro país, es acudir al Loro Parque, en Tenerife. una atracción privada que alberga miles de aves en su estado natural, mirad en uno de sus vídeos a la Grulla Coronada ¡esta especie sí que flipa!

Especie invasora

Como el nombre lo sugiere, una especie invasora es aquella que toma posesión de un hábitat de manera imprevista.
Estas especies se mudan por razones migratorias propias o porque se destruye su hábitat natural y necesitan buscar otro espacio. Las consecuencias de esta movilización masiva es que, sin previo aviso ni mediación, llegan a invadir el terreno de otras especies, restándoles terreno y alimento.
Esto puede causar la extinción de la especie original o la migración de la misma, aumentando las posibilidades de que esa especie que tuvo que irse se convierta ahora en una invasora; todo depende del tiempo que pasen en el nuevo terreno y la rapidez con la que se reproduzcan.
Ya que os hemos aclarado esto, os explicamos entonces que las grullas, aunque migran masivamente durante el invierno, no han sido catalogadas como especie invasora en ninguna parte del mundo, al menos hasta la fecha.
Y considerando los pocos ejemplares que hay en Europa y Asia, será muy difícil que lleguen a convertirse en especie invasora, a diferencia de la cotorra argentina.
Si queréis consultar un poco más sobre las distintas aves que han abarcado terrenos no propios y que son en este momento invasoras, podéis revisar un poco más en nuestras secciones exclusivas.

Tweets de Grullas
Tweets sobre Grullas

¿Queréis aprender más sobre los cuidados de tu mascota emplumada? Revisad los productos que tenemos para las aves exoticas en nuestra tienda. La mejor calidad y precios en accesorios para vuestra mascota en un solo lugar.