Saltar al contenido
VentaAvesExoticas.com

Casuario

2 marzo, 2018

Descripción

Patas del Casuario
descripción del casuario

El ave más peligrosa del mundo pertenece a la familia casuariidae y al orden casuariiformes. Para fortuna de muchos, es tan grande y pesado que no puede volar, en apariencia os recordará a un avestruz… solo que con un aspecto un tanto más hostil.
Os hablamos de un tipo de ave solitaria, que vive en zonas lluviosas tropicales como Australia y Nueva Guinea. A pesar de ser un poco agresivos, se alimentan de frutas caídas, hongos y animales rastreros.
Su plumaje es negro espeso, su cuello, carente de plumas, es azul y a modo de defensa, posee una protuberancia ósea sobre la cabeza con la que no solo puede apartar la vegetación cuando corre, sino dar unos buenos cabezazos.
Durante años, los expertos han tratado de acercarse al casuario para conocer mejor su vida y desarrollo, pero ha sido una tarea muy ardua, pues no es un ave que se deje dominar tan fácilmente.
¿Os atrevéis a seguir leyendo sobre él? ¿O os causa miedo?

Aves características

Además de su comportamiento agresivo, el casuario comun es muy sedentario y solitario. Sus patas son increíblemente fuetes, de hecho os recordarán a las patas de cualquier dinosaurio, después de todo, le llaman el dinosaurio mas peligroso del mundo por algo.
Debajo de su cuello azul posee una carúncula roja, bastante similar a la que habéis visto en pavos y ciertos tipos de pato. El caso en su cabeza, es completamente óseo, son capaces de ocasionar desgarros letales en la piel de otros animales.
Tienen pocos depredadores, porque sus patas son increíblemente fuertes y les permiten alcanzar altas velocidades, además tienen tres dedos gruesos con garras de película que, junto a la protuberancia en sus cabezas y su fuerte pico, les haría prácticamente ganadores de cualquier disputa selvática.
Si queréis datos más específicos, el pie de un casuario adulto puede medir más de 23 centímetros desde el talón hasta la punta del dedo medio, la potencia de sus patas les permite superar los 50 kilómetros por hora cuando deben correr y pueden pesar, nada más y nada menos, que hasta 70 kilos ¿Ya estáis agradeciendo que no vuelan?

Adulto / colores

Pasado el año de edad, el casuario ya es considerado adulto y tiene sus plumas de color marrón oscuro, casi completamente negras.

Joven / colores

El casuario ya nace con plumas, pero son de un color marrón claro. Con el paso del tiempo, sus plumas van adquiriendo el característico color negro, al igual que sus cuellos van desarrollando la curúncula y su cabeza la formación ósea defensiva.

Pichon de casuarios
Crías de Casuarios

Identificación

Visualmente, este pajaro que no vuela os parecerá muy intimidante cuando ya es adulto, y de pequeño, quizá un tanto tierno. De plumaje negro, cuello sin plumas y de color azul, con curúncula roja debajo del pico y un casco o cuerno que puede llegar a medir entre 13 y 20 centímetros, el casuario es, en definitiva, un ave de gran admiración; cosa que se vuelve muy literal si recordáis que pesan casi 80 kilos y miden casi 2 metros de altura.
Existen tres subespecies asociadas a este gigante y aunque aún son un tanto misteriosas para el mundo científico, queremos comentarles un poco sobre ellas. Os hablaríamos también sobre el casuarius lydekkeri, reconocido como el casuario más pequeño en su momento, pero se encuentra extinto desde hace ya muchos años.

Casuarius casuarius

Conocido también como casuario comun o casuario austral, es la especie más notoria entre casuarios.
Como el resto de su especie, no puede volar y tiene un grueso plumaje negro. Un dato que os parecerá interesante es el origen de la palabra “casuario”, en Papúa, significa “cabeza de cuernos”, y si en vuestra cabeza os imagináis un demonio, es porque probablemente los habitantes iniciales de esta isla también lo pensaron así.

Casuarius Casuarius
Casuarius Casuarius

Casuarius bennetti

Y también llamado casuario menor o casuario de Bennett, también es original de Australia y Nueva Guinea, su aspecto difiere un poco de los otros casuarios en que su cabeza es completamente negra con ligeros tintes de azul.
Su nombre es en honor al naturalista, médico y curador australiano, Gerge Bennett.

Casuarius bennetti
Casuario de Bennet

Casuarius unicarunculado

Científicamente llamado casuarius unappendiculatus y algo menos formal, casuario de Salavati; es actualmente una de las especies más vulnerables de aves terrestres.
Se llama de esta manera porque su carúncula, en lugar de estar bifurcada, tiene una caída única delante del cuello; el cual es naranja en la base y azul más hacia la cabeza.

 casuario unicarunculado
Casuarius unappendiculatus

Diferencias entre macho y hembra

El dimorfismo sexual en esta especie no es muy marcado, a diferencia de otras aves, es la hembra quien tendrá mayor envergadura. No hay mucha diferencia en el color del plumaje ni la forma de su cuerpo.
Reconoceréis un macho casuario porque va a ser más pequeño y porque es quien empolla a los huevos, mientras la hembra busca alimento y cuida del nido.
En el siguiente vídeo veréis un poco de la estrategia de cortejo que tienen macho y hembra:

Cuidados y mantenimiento

Los casuarios no son animales domésticos, os repetimos, los casuarios no son animales domésticos. Si por alguna razón os mudáis a Australia o pasáis unas vacaciones por allá, os rogamos que no busquéis mantener a uno de estos enormes pájaros como mascota.
Hay muy pocos zoológicos en el mundo que tienen ejemplares disponibles para la visita, porque como os hemos dicho anteriormente, no son animales que se dejen domar y mucho menos se llevan bien con los humanos.
Su cuidado y mantenimiento pudiéramos decir que es difícil, porque su falta biológica de domesticación los hace difícil de mantener en cautiverio y su agresividad, solo dificulta más el trabajo.
En el caso de que estéis en la zona y queráis tomar fotografías de alguno, lo más recomendable es que uséis cámaras profesionales para poder captarlos a distancia, no pretendáis usar frutos o roedores como cebo porque podría salirles muy mal.
Y si llegáis a encontraros algún casuario herido, tampoco intentéis llevarlo a un veterinario por si solos, llamad a las autoridades pertinentes y dejadles hacer su trabajo.

En el siguiente vídeo podéis apreciar la ferocidad de un casuario común, por si llegáis a tener dudas sobre lo poco amistosos que son estos gigantes:

Biología

Genéticamente hablando, el casuario pertenece al superorden de los palaeognathae, son básicamente aves de mandíbulas y patas muy fuertes que no tienen condiciones físicas para volar.
Estudios moleculares y morfológicos han confirmado que los casuarios forman un clado con los emúes, es decir, comparten una rama en el árbol filogenético de la especie, que por cierto, y aunque os parezca halado por los pelos, no están genéticamente muy lejos del kiwi.
En cuanto a su reproducción, aunque el casuario es originalmente un animal que disfruta de su soledad, en la época reproductiva veréis que prefieren andar en grupo o de un lado a otro con su pareja.
Durante el celo, y a diferencia de muchas especies, la hembra es quien toma una actitud dominante. Es ella quien escoge al macho para procrear, puede poner entre 3 y 5 huevos por temporada.
Hablando de sus huevos, ornamentalmente son buscados porque son de colores llamativos como azul turquesa con motas negras o azul oscuro, también son de un gran tamaño, casi 15 centímetros cada uno.
Su nido es bastante rudimentario, formado a partir de ramas, piedras pequeñas, hojas secas y plumas. Anidan en la tierra y una vez puestos los huevos, es el macho quien asume la responsabilidad de empollar y cuidar a los polluelos hasta que sean adultos, hablando de paternidades responsables ¿eh?

En el siguiente material audiovisual podréis no solo escuchar a los polluelos de casuario, sino también apreciar la agilidad y el tamaño que poseen a tan corta edad:

Distribución / Dónde viven

dónde viven los casuarios
distribución del casuario

Esta ave no voladora es original de las selvas tropicales de Australia y Nueva Guinea, de hecho, son tan comunes en estos sitios que si vais a la playa podréis ver a madres casuario con sus polluelos detrás en búsqueda de alimento, o si manejáis por las carreteras que atraviesan bosques enteros, encontraréis señalizaciones de tráfico pidiendo que por favor manejéis con precaución para atropellar a alguno.
¿No os parece interesante que, siendo tan similar al avestruz y al ñandú, vivan en ambientes tan diferentes? El ñandú se ubica hacia el sur de américa, donde debe soportar climas un tanto fríos por vivir cerca de montañas, el avestruz está acostumbrado un poco más al clima seco de sabana y el casuario, se desenvuelve en climas tropicales, definitivamente, la naturaleza se las trae.
Es nuestro deber recomendaros que, si estáis de vacaciones en Australia o Nueva Guinea y llegáis a avistar un casuario en su hábitat natural ¡no os acerquéis a ellos! Mucho menos a sus polluelos.
Son aves muy agresivas y aunque tengáis las mejores intenciones, no os van a permitir llegar muy cerca e incluso, os podéis ver involucrados en una carrera por vuestras vidas.

Jaulas para casuarios

Como os habéis dado cuenta, los casuarios no son aves domésticas, por lo que no hay jaulas que estén realmente diseñadas para tenerlos mucho tiempo encerrados.
En el caso de que se necesite transportar un casuario, la jaula pudiera ser completamente de metal con barrotes para que pueda respirar, pero sin suficiente espacio entre barrotes para que no sientan la tentación de asomar la cabeza y quedarse atrapados.
También existen jaulas de plástico de gran tamaño, donde el 80% de las paredes están selladas y el 20% restante de la parte superior tiene barrotes de plástico o huecos por donde dejar circular el aire.
Lo importante de estas jaulas es que se adapten al tamaño original de la especie sin causarles daño y que les permitan respirar sin problemas.

Alimentación

A estos gigantes les apasiona comer frutas silvestres, hongos y uno que otro animal rastrero que tenga la mala suerte de cruzarse en su camino. Tienen gran habilidad para encontrar bayas de colores azul y rojas, probablemente tengan una facilidad visual genética para ver estos colores a distancia, pero como os hemos comentado, no son aves que se dejen estudiar con facilidad.
Aunque os parezca extraño, el casuario no pareciera ser un ave que realmente disfrute comer, sino que lo hace únicamente por supervivencia. Resulta un hecho bastante extraño para un ave de su envergadura y posibilidades de defensa.

Protección

A pesar de que el casuario, o en inglés “casuarius”, es un ave de grandes dimensiones y mucha fuerza y capacidad de ataque, es considerada por el Departamento del Medio Ambiente y Protección Hereditaria de Queensland en Australia, como especie amenazada desde 1999.
De hecho, en este país es tratado como animal que merece una alta prioridad y cuidado por parte de las autoridades por su vulnerabilidad.
Según este departamento, las razones por las que el casuario se encuentra amenazado es la continua amenazada y ruptura de sus condiciones normales de vida, ataques de otros animales, accidentes vehiculares y la caza por parte de seres humanos.
Como son aves que no están tan alejados de los humanos en Australia, aunque no sean de mucha convivencia, se sienten atraídos por la comida humana, así que muchas veces irrumpen en residencias privadas o se atraviesan en el camino y terminan siendo atropellados o atacados por perros. ¿Os imagináis un día despertar y tomando una taza de café admirando el paisaje, se os atraviese un casuario golpeando la ventana? ¡De infarto!
Entre las distintas alternativas para socorrer a esta especie, al menos en Australia, se han implementado una serie de señalizaciones a lo largo de distintas carreteras para alertar a los conductores. También se han inaugurado distintas clínicas socorristas para animales exóticos y se han organizado distintas jornadas de limpiezas.

Distribución en España

El clima de nuestro país no es propicio para que un casuario haga vida en él, necesitan de climas tropicales, bosques húmedos y poco frío.
Por esta razón, no encontraréis bandadas de casuarios en ningún lugar de España ni de Europa, a diferencia de los ñandúes y avestruces que sí suelen ser criados en las colinas de nuestro país, pero también recordad que son especies más manejables, una cría de casuarios sería para perder la cabeza, en España y en cualquier otro espacio.

Especie invasora

Una especie invasora es aquella que, por motivos migratorios ordinales o forzados, debe hacer de un nuevo espacio su hábitat.
Pensaréis “Bueno, pero eso es normal, siempre ocurre”, y tenéis razón, el problema con las migraciones masivas de cualquier especie es que irrumpen en el hábitat de otras especies oriundas y pueden crear problemas inesperados, como empezar a cruzarse con la especie original o acabar muy rápido con el alimento disponible; incluso, irrumpir con enfermedades no controladas.
Para fortuna de muchas otras aves, pero en particular para la especie humana, el casuario no puede moverse grandes distancias ni volar, y como tampoco ponen tantos huevos al año y su maduración sexual no la alcanzan sino al año y medio, no son considerados una especie invasora.