Saltar al contenido
VentaAvesExoticas.com

Abejarucos

30 enero, 2018
el abejaruco

Descripción

Abejarucos
Abejarucos

Si sois casi tan amante de las aves como Blancanieves, seguramente querrás conocer cada una de las especies que existen en el mundo. Teniendo en consideración el interés que muchos de vosotros tiene por estos pequeños amigos voladores, hemos decidido recopilaros en esta ocasión, una serie de datos que servirán como introducción para que conozcan a un ave bastante colorida llamada abejaruco.

Sin importar como queráis llamarlo, El abejaruco, abejaruco común, y hasta “avejaruco”, o avejarruco, se trata de un ave que forma parte de la familia Meropidae y que es propia de Europa, Asia y África. Sin embargo, cabe destacar que suelen verse mayormente en la Península Ibérica en épocas como el verano. La peculiaridad de su nombre, está ligada precisamente al hecho de que es un pájaro cuyo consumo está basado más que todo en abejas, ¿A que no lo habías notado?

Aves características

Si esperáis en un futuro próximo tener la suerte de toparte con uno de estas aves, poned especial atención a las características que os ayudarán a identificarlas:

Uno de los primeros aspectos que llaman la atención de este pajarito, son los múltiples colores con los que está conformado su plumaje. Su pequeña cabeza es de un tono canela; su cuello es de un amarillo vivo, el cual finaliza en una línea negra fina; su vientre y pecho juegan entre el verde y el azul claro, siendo este último el más predominante; tiene toques de color blanco, sobre todo en la parte superior del pico; mientras que el iris de sus ojos es de un rojo intenso, que se ve complementado con una gruesa línea negra a modo de antifaz.

abejaruco común
abejaruco común

La parte superior de sus alas es de color canela, pero debajo, esto cambia, llegando a ser de tonos grises y rojizos, acompañado con una franja negra que bordea las alas y que se fusiona con la cola. En ocasiones, también hay abejarucos que presentan tonalidades verdes en la parte más alta de las alas y en sus puntas. Una combinación que, sin duda, lo hace ser un ave vistosa y llamativa.

Al ser un pájaro insectívoro, cuenta con un pico negro curvo relativamente largo y fino que le permite alimentarse. De igual manera, tiene una amplia cola acorde a su tamaño medio.

Os podéis topar con abejarucos que miden como mínimo 25 centímetros, y como máximo 29 centímetros de alto. Su envergadura alar oscila aproximadamente entre 36 y 40 centímetros. Mientras que en cuanto a peso, podéis encontrarlos de entre 50 gramos como mínimo y 70 gramos como máximo.

Su aspecto tan característico lo complementan sus patas marrones tirando a gris, que además presentan tonalidades rojizas, y que a pesar de ser pequeñas, le brindan al abejaruco europeo el equilibrio que necesita cuando está en el aire y cuando va a cazar su alimento.

Adulto / colores

Durante el año 1890, un estudioso de este tipo de aves llamado Edward Wright, llevó a cabo una investigación sobre los colores que se pueden hallar en los abejarucos . Su estudio dio a conocer que los colores que presentan estas aves son el azul, el verde, el canela, el amarillo y el resto de los que se mencionó anteriormente. Sin embargo, los pájaros de esta especie que han llegado a su adultez tienen unos colores más vivos que los pequeños, así como también, presentan un iris en los ojos de un tono rojo fuerte, que los diferencian sin duda, de los jóvenes.

Juvenil / colores

avejaruco
avejaruco

El caso de los abejarucos jóvenes es un poco diferente, debido a que al momento de su nacimiento, sus plumas no sólo son más débiles sino también de un color más opaco que, al crecer, va pasando a ser más vivo. En sus primeros años de vida, el verde que está presente en su plumaje es más apagado o mate que en vida adulta.

Otro de las diferencias que podéis conseguir entre abejarucos jóvenes y adultos, es que los primeros tienen el iris del ojo de color marrón. Sin embargo, como notaréis, esto cambiará a medida que va creciendo, hasta convertirse en rojo.

La línea negra característica del cuello de los abejarucos, en los más pequeños, es casi inexistente, pues debido a su juventud no se ha definido.

Identificación

Si deseáis identificar si alguna ave de las que viste es un abejaruco, la mejor forma de hacerlo es prestando atención a sus colores. Pero, si queréis determinar si se trata de un abejaruco joven o adulto, más allá del tono del iris de sus ojos o de su plumaje, podéis probar verificando si las plumas centrales de la cola del ave en cuestión (rectrices) son largas. Si es así, pues os podemos decir que se trata de uno de estos pájaros adultos, ya que los jóvenes presentan una cola más corta.

Asimismo, prestad especial atención a lo que vuestros oídos escuchan cuando estáis cerca de ellos. Su llamado es similar a un “priur” o a un “riup”, ¿Habéis captado estos trucos? ¡Pues a por ello!

Diferencias entre machos y hembras

El abejarruco también presenta pequeñas diferencias de un sexo a otro. Precisamente por esto, es bueno que conozcáis cuáles son las señales que indicarán cuando se trata de una de estas aves hembra o macho:

Si de por casualidad veis un abejaruco volando, en un árbol o, en plena cacería, os recomendamos que se fijéis en los colores de su plumaje, sobre todo en zonas claves como las alas.

Las hembras suelen tener un tono verde más vivo en dos secciones: el primero, es en la parte final de la columna. Es decir, el sitio donde acostumbramos a ver las plumas que conforman la cola del ave, más específicamente denominado como “obispillo”. La segunda zona en la que el color verde se presenta en las hembras, es en las alas, pero no en su totalidad. Específicamente en las cobertoras menores y en las medianas, por lo que se trata de una sección con dicha tonalidad más grande que si se tratara del macho.

Por su parte, el abejaruco macho, posee un plumaje con colores oscuros sobre todo en la parte de atrás y en las zonas de color canela. A diferencia de las hembras, cuenta con secciones con menos verde. ¿Os lo imagináis? En este sentido, el sector que se caracteriza por tener plumas verdes en las hembras, (las cobertoras menores y las medianas), es más pequeña en el caso de los machos. No obstante, existen abejarucos cuyo sexo no puede ser identificado siguiendo este último criterio, por lo que hay que fijarse en la intensidad y brillantez de sus otras plumas.

abejarucos
abejarucos

Cuidados y mantenimiento

¿Quedasteis encantados con las características del abejaruco comun?, ¿Deseáis tener uno en vuestro hogar con la esperanza de que tenga crías? Estos son los aspectos que necesitáis conocer para cuidar esta ave y para mantenerla saludable:

Pues como factor principal, debéis tomar en consideración su alimentación, ya que se trata de una dieta muy peculiar. Está basada en insectos, sobre todo los voladores. Es precisamente por esto, que si mantenéis al ave en una jaula, debéis procurar conseguirle este tipo de alimento.

Sumado a ello, la jaula deberá estar situada en un lugar en donde haya sol, ya que su mantenimiento supone la eliminación de los parásitos que pueda tener en sus plumas. ¿Por qué este astro juega un papel importante en este proceso? Pues porque dichos parásitos más que todo suelen estar presentes cuando el nido abejaruco está listo. Esta ave acostumbra anidar en la tierra o en taludes, por lo que la excavación es la que facilitará la llegada de los parásitos a las plumas del pequeño volador. La mejor solución para esto, será entonces, la exposición al sol, ya que la calidez logrará que los parásitos se agiten, y como consecuencia de ello, la extracción será más sencilla. Asimismo, otra alternativa que se frecuenta menos, es un zambullido veloz en agua.

Como podéis notar, el único factor que os puede dificultar la reproducción del ave en una jaula es el nido. Sin embargo, el conocimiento en este tema os ayudará a tomar las medidas necesarias:

La época en la que estos tipos de pajaros busca reproducirse inicia en abril y se extiende mayo y junio, ya que supone el tiempo de cortejo del macho hacia la hembra, el proceso de creación del nido y, el apareamiento. Por esto mismo, os podéis suponer que estas aves ponen sus huevos una vez al año en paredes verticales de tierra.
Una vez que le brindéis las condiciones necesarias para su anidamiento, ambos pájaros buscarán excavar con sus picos un pequeño agujero en la tierra, capaz de brindar la seguridad y la protección de sus futuras crías. La profundidad variará dependiendo de qué tan duro sea el terreno. Sin embargo, no suelen ser muy grandes, su aproximación es de unos 75 centímetros.

Tras pasar los días de la creación de la cavidad y el apareamiento, en mayo, la hembra podrá poner a lo mínimo, cinco huevos, y a lo máximo, siete. Posteriormente, los progenitores buscarán incubarlos en pareja durante un período de 25 días. Ya en el mes de junio, los polluelos estarán listos para nacer. Finalmente, las crías podrán ser alimentadas durante un mes por los abejarucos. Pasado ese período de tiempo, podréis visualizar las pequeñas aves fuera del nido.

Ya que conocéis todos estos factores de importancia para su reproducción en casa, debéis procurar proporcionar a las aves una buena alimentación. Además, de una limpieza de la cavidad una vez que las crías han abandonado el nido, pues esto logrará prevenir los malos olores y la generación de bacterias que puedan ocasionar daños a los abejarucos.

El tiempo de vida estimado de estas criaturitas es de entre cinco y 10 años.

Biología

La clasificación biológica de esta ave puede ser reconocida por su taxonomía coraciforme, el cual hace referencia a su particular cuerpo en forma de cuervo de tamaño pequeño, cuyas patas tienen una estructura de tres dedos apuntando hacia el frente.

De igual manera, no os sorprendáis conocer que esta especie, que comúnmente es conocida bajo el nombre de abejaruco común, también sea llamada “Merops Apiaster”, precisamente por la familia y el género de la que proviene: Meropidae y Merops, respectivamente.

La clasificación de esta ave fue dada en 1758 por el zoólogo de origen sueco, Carlos Linnaeus, quien fue la persona que creó esta especie de sistema de ordenación.

Esta familia de aves comprende 27 especies, entre los cuales destacan:

Abejaruco persa

abejaruco persa
abejaruco persa

El Abejaruco persa podéis encontrarlo también bajo el nombre de “Merops Persicus”, una denominación que fue dada por el zoólogo Peter Simon Pallas. Algunos de vosotros comúnmente lo llamáis también “abejaruco de mejillas azules”.

Esta ave puede ser localizada en el Medio Oriente y en el norte de África, en zonas como por ejemplo, Marruecos.

Al igual que el Merops Apiaster tiene colores vivos en sus plumas, con la diferencia que en esta especie, el color que predomina es el verde.Otra de las características que hacen que esta ave sea distinta al abejaruco común, es que su llamado no es tan fluido.

Así como el abejaruco común presenta diversos tipos dentro de su misma especie, os debemos contar que muchas de ellas cuentan con subespecies: Os interesará conocer que el abejaruco persa se conoce como “Merops Persicus”. Tiene un par de subespecies denominadas Merops persicus chrysocercus y Merops persicus persicus. El primero, pone sus crías en África del norte, mientras que llegado el momento del invierno, se dirige al oeste. Por su parte, el segundo, se reproduce en Asia e invierna en el sur-este de África.

Abejaruco esmeralda

abejaruco esmeralda
abejaruco esmeralda

Como su nombre lo indica, la especie bautizada “Merops orientalis” por el estudioso en esta materia, John Latham.

El Abejaruco esmeralda se caracteriza por tener un plumaje en el que predomina el color esmeralda brillante, solo teniendo unas pequeñas pintas azules en la garganta y debajo de los ojos, también, unas plumas ocre en la parte alta de la cabeza.

Principalmente, vive en Arabia y en África.

Al igual que en el caso anterior, os podemos decir que el abejaruco esmeralda se trata de un ave cuya especie tiene el nombre de “Merops orientalis”. A su vez, este pájaro posee cinco subespecies: Merops orientalis cyanophrys (de Arabia); Merops orientalis beludschicus (encontrada en la República Islámica de Irán y en la República Islámica de Pakistán); Merops orientalis orientalis, (propios de la República de la India y en Bangladesh); Merops orientalis ferrugeiceps, (viven en Birmania y en el Reino de Tailandia); y finalmente, Merops orientalis ceylonicus, en otro país de Asia: Sri Lanka.

Abejaruco gorgiblanco

abejaruco gorgiblanco
abejaruco gorgiblanco

El Abejaruco gorgiblanco al igual que los anteriores, es un pajaro que come abejas que forma parte de la familia Meropidae. Se distingue de los demás, también por sus colores. En su plumaje se puede encontrar bastante verde. Sin embargo, su nombre en cierta medida hace referencia al color blanco de su rostro y garganta que solo es interrumpido por el negro de la franja de sus ojos y otra línea en la parte baja del cuello. También se trata de un ave viajera, que vive en África ecuatorial durante el invierno.

El abejaruco gorgiblanco forma parte de la especie llamada “Merops Albicollis”, identificación que fue dada por el ornitólogo Louis Jean Pierre Vieillot en 1817. No es una especie que esté bajo amenaza. De hecho, su situación dentro de la lista de la UICN en cuanto a su estado de conservación, es que posee una categoría de preocupación muy baja. Del Abejaruco gorgiblanco no se conocen subespecies.

Abejaruco negro

abejaruco negro
abejaruco negro

El abejaruco negro quizás es uno de los que más podéis diferenciar del resto, ya que su plumaje es, casi en su totalidad, negro. Sin embargo, en ellos, podéis encontrar zonas como la de la garganta o el obispillo de color rojo y unos toques de azul en el pecho. Vive en África, específicamente en la parte Occidental y Central.

Su especie fue denominada como “M. gularis”, desde las cuales se desprenden un par de subespecies: M. g. gularis y M. g. australis. La primera, tiene un color azul brillante en la parte superior de los ojos y una lista superciliar del mismo tono, similar a la línea negra que tiene el abejaruco común entre los ojos, la única diferencia, es que éste se presenta sobre estos. Por su parte, la segunda no tiene ninguna de estas características mencionadas, pues posee una raya negra. Ambas pueden ser vistas en sureste de Nigeria.

Distribución / donde viven

Si habéis escuchado o leído los múltiples nombres por los que suele llamarse a esta ave, seguramente os estaréis preguntando en qué parte del mundo podéis conseguir a este lindo y colorido pajarito. ¡Os tenemos la respuesta!

Aunque algunas de las siguientes designaciones os pueden dar ciertas pistas: abejaruco España, abejaruco europeo o abejaruco africano, debéis entender que se trata de un ave viajera, por lo que su distribución está dada en la región paleoártica. Es decir, aquella que está comprendida por Europa (en Finlandia o en España, específicamente la zona central y del norte, en donde pueden ser vistas en primavera o en otoño); África, más concretamente en el norte y en el suroeste (es posible localizarlas en Namibia); y, el centro de Asia (desde donde se pueden encontrar en Afganistán).

El merops apiaster puede estar distribuido por Finlandia en meses como mayo o agosto. Asimismo, su reproducción suele darle en entornos semi-abiertos del centro y del sudoeste de Europa. Es precisamente por esto, que puede verse por la península Ibérica en meses como marzo o abril. No es hasta mitad de agosto que se marcha de su zona de cría en Europa, para luego trasladarse a África tropical.

Pero, ¿En dónde viven específicamente? El abejarruco vive en territorios semidesérticos o en llanos. Sin embargo, también pueden ser vistos en locaciones tranquilas donde haya árboles, pues son atraídos por los insectos voladores como las abejas que puedan estar en jardines.

merops apiaster
merops apiaster

Jaulas para…

Esta colorida ave sin duda os traerá alegría a vuestro hogar. No obstante, debéis saber que más allá de un trato cariñoso, el abejaruco requerirá de otros factores externos que tendréis que proveerles.

Muchos creen que el cuidado de los pájaros domésticos comienza en su alimento, pero no es así del todo, pues una de las primeras cosas que debéis tener presente será la jaula que tendrá y la zona de la casa en la que estará para que se sienta cómodo y no se ponga triste.

Precisamente porque estas aves son pequeñas, pueden tener una jaula que se adapte a eso. Sin embargo, si deseáis tenerlas en parejas con la esperanza de que tengan crías, podéis probar adecuando una jaula de tamaño medio o grande, y así preparar el sitio para cuando llegue el momento. Asimismo, si queréis tener una cantidad más numerosa de estos pájaros, podéis hacerlo, ya que se trata de un ave que acostumbra a vivir en comunidad.

Alimentación

Si habéis prestado atención al nombre de esta ave, probablemente os habrás dado cuenta de la composición del mismo. Y es que ¡Sí! El alimento favorito de los abejarucos son las abejas. Sin embargo, no es lo único que comen. También tienen un gusto especial por otros insectos voladores como la mariposa, las avispas o las libélulas.
Partiendo de esta información, es importante que conozcáis las capacidades que posee esta ave para alimentarse: Principalmente, estos pequeños pájaros tienen una visión increíble, que utilizan a su beneficio para poder cazar su comida.

pajaro que come abejas
pajaro que come abejas

Los insectos voladores suelen ser muy rápidos, pero eso no supone un problema para los abejarucos, debido a que pueden ver su alimento desde grandes metros de distancia.

Son expertos en cazar los insectos cuando todavía se encuentra en el aire. Para hacerlo, normalmente optan por quedarse situados en alguna rama de un árbol, hasta que pasa una abeja o cualquier otro de los nombrados previamente. Es en este momento, su sentido de la vista y sus patas juegan un papel muy importante. El primero, porque le permite ver desde muy lejos, y el segundo, porque posibilita mantener el equilibrio. Una vez que son divisados, el ave lo atrapa de forma rápida con su pico.

A pesar de ello, no es su única táctica de caza. También acostumbran a lanzarse desde las alturas sobre su presa para tomarla desprevenida. De igual manera, hay algunos tipos de abejarucos que prefieren situarse en otros puntos ciegos del volador, como debajo de él, para luego acelerar el paso y finalmente, levantar la cabeza de forma veloz para capturar su objetivo.

Cuando atrapa insectos voladores que tienen aguijones, como las avispas, el abejaruco común actúa de forma instintiva: tras haberlos alcanzado con el pico, pone fin a la vida del insecto, para luego deshacerse de su veneno con la ayuda de una rama o de su propio cuerpo, siempre, teniendo el cuidado de cerrar los ojos para cuando lleva a cabo esta acción. Finalmente, y luego de que ya no hay señal del aguijón o del veneno, procede a engullirlo.

Protección

¿Habéis escuchado de la Lista Roja Europea? ¿O la de la UICN? Pues esta especie se encuentra incorporada entre el largo repertorio. Sin embargo, está bajo la clasificación de “Preocupación menor”.

No se trata de un ave que esté en peligro de extinción. Sin embargo, cabe destacar cómo la acción del hombre ha cooperado a la construcción de taludes de tipo artificial. Un aspecto que sin duda puede beneficiar al asentamiento de abejarucos para su reproducción, debido a que son en estos mismos taludes naturales, o artificiales, donde se sienten más seguros para aparearse y tener crías.

Situación en España

No por nada esta ave también es llamada abejaruco europeo. Si bien España no es toda Europa, es uno de los países en los que podéis ver estos pequeños amiguitos, sobre todo en locaciones españolas a lo largo de la Península Ibérica, dejando de lado zonas como Galicia, o los Pirineos. De hecho, se cree que en la nación hay a lo menos, 100.000 parejas de abejarucos, y como mucho, 400.000.

¿Cómo podemos conocer eso? Pues debido a los informes del programa SACRE, sobre el seguimiento de pájaros en España, que se lleva a cabo gracias a todos los voluntarios involucrados en el país.

De acuerdo a lo que han expuesto con anterioridad, la tendencia de población de estos voladores desde 1998, dos años después de la creación de este programa, hasta el 20011, fue favorable, sin embargo, ha bajado un poco la presencia de numerosas colonias de cría de estas aves, hecho que se está combatiendo con la creación de taludes artificiales.

abejaruco europeo
abejaruco europeo

Según las gráficas mostradas, tiene especial presencia en la parte este de España.

Distribución en España

El abejaruco ha experimentado una expansión en su locaciones de cría dentro de España. Durante 1920-1930, se registró más que todo en la parte centro-occidental de Cataluña. Luego de 1960 y 1970, la aparición de esta ave fue mayor en otras zonas del país.

En la actualidad, es bien conocido que el abejaruco europeo tiene gran presencia en las locaciones de España que se encuentran en la Península Ibérica, exceptuando la Cornisa Cantábrica y en Galicia. Son más propensas a ser vistas en el país en abril, mayo, junio, julio, agosto y septiembre.

Especie invasora?

Para contestar a la incógnita que os podéis encontrar alrededor de si el abejaruco es una especie invasora o no, tendréis que tomar en consideración que se trata de un pájaro migratorio, que tiende a reproducirse en Europa, el oeste de Asia, y África del norte a mediados de abril. Posteriormente, se traslada a África negra durante la época del invierno.

La única amenaza que puede suponer la existencia de esta ave en alguna de estas zonas, es una baja en la producción de miel, debido a los hábitos alimenticios de los abejarucos, quienes tienen cierta preferencia por los insectos voladores, sobre todo, las abejas.

Ahora que conocéis las características y peculiaridades de esta ave multicolor, contadnos, ¿Os gustaría ver una?

Tweets sobre abejarucos
Tweets sobre abejarucos

¿Queréis aprender más sobre los cuidados de tu mascota emplumada? Revisad los productos que tenemos para las aves exoticas en nuestra tienda. La mejor calidad y precios en accesorios para vuestra mascota en un solo lugar.